#foreveraloneunited Festejemos y preparemos Fresas bañadas en Chocolate

No falta nada para San Valentín y tú, #foreveralone, serás mi aliado. Sí, tú y este alma solitaria no permitirán que los etiqueten! (sí, no permitiré que te etiqueten y te acabo de decir #foreveralone) en fin…. ¡tú! que no tienes novio, gil, esposo, amigo con derechos, vecino cariñoso, amigo de la infancia o ex grabado en la tecla 1 de tu teléfono serás uno de los míos. ¿No tienes planes romanticones para el 14 de Febrero? ¿ni siquiera amigos de la chamba con quién ir a almorzar? (porque todos se fueron con sus novios) yo tampoco, o sea que join the club y festejemos nuestra soltería.

¡Nada de sentirte mal por celebrar este día! ¿te quieres a ti mismo? ¡entonces asunto arreglado! serás tu propio Date de San Valentín. ¿Ibas a gastar plata regalándole algo a alguien? mejor coge esa platita y cómprate algo simpaticón, es tu día (nuestro día) y debemos de estar regios. Una vez que estés bien guapachoso y vestidito para «matar» anda a Wong (en donde todos voltearán a verte) y compra las fresas más hermosas y rojitas que encuentres. Regresa y pon a prueba esta receta, y cuando esté lista (y antes de que empieces a escuchar a la divina Adele y a ponerte a llorar) llama a tus demás amigos #foreveralone y júntense, acompáñen estas fresas con vinito blanco o champagne, mátense de risa, chismeen como loros,rajen de sus amigos pisados y pásenla genial, que tu otra mitad #foreveralone está en camino, pero seguramente se perdió en wong comprando fresas para hacer este postre :P.

Cuando decidí hacer esta receta romanticona sabía que no era temporada de fresas, o sea que probablemente encontraría o fresas chiquititas o no fresas. Fui a Wong y encontré unas fresas gigantes, con las hojitas verdes limpiecitas, gordotas, rojitas y maravillosas. Costaban un poco más caras de lo normal pero valían la pena, estaban como de foto de revista, o sea que busqué la cajita que tuviera a las más gorditas y las puse en mi carrito.

Llegué a mi casa y pensé que iban a estar desabridas o poco jugosas, pero me equivoqué de nuevo, estaban buenísimas, súper jugosas, ni muy ácidas ni muy dulces, o sea que iban a combinar perfecto con el chocolate.

Les recomiendo usar fresas grandes, ya que sino es más complicado bañarlas en chocolate y si encuentran con tallo mucho mejor, las que yo encontré solo tenían las hojitas verdes (lindísimas), sin tallo. Si es que no encuentran fresas pueden usar frambuesas o arándanos negros. Todos se pueden conseguir en Wong, en el mercado de Surquillo o a veces en Plaza Vea. Les recomiendo usar frutas enteras (sin cortar), es decir, no usar naranjas, manzanas, plátanos, etc, ya que no vamos a hacer fondue (que se come al instante), esto debe de prepararse con un poquito de anticipación y no queremos que la fruta se oxide.

Bueno, acá se las dejo, espero que la hagan y me cuenten qué tal. Que pasen un divertido, romántico, diferente, ________ (tú llena el espacio!) y que te engrían muchísimo 🙂

Fresas bañadas en chocolate

fresas (frambuesas o blackberries)

chocolate bitter/de leche

chocolate blanco

1/4 tz azúcar rubia

1 cdta canela

Derretir ambos chocolates en el microondas por intervalos de 20 segundos (mezclar ocn una cuchara para evitar quemarlo). 

Lavar la fruta, con mucho cuidado de no romper las hojitas ya que servirán para decorar. Colocarlas sobre papel toalla para que absorba las gotitas de agua. Es importante que las frutas estén totalmente secas al momento de bañarlas en chocolate sino no quedaran bien, acuérdense que el agua es el peor enemigo del chocolate 😛

Para hacer las frutas ocn baño regular tomar la fresa del tallo y sumergirla en el chocolate, sacudir un poquito y colocar sobre papel manteca. Llevar a la refri. Aquí pueden jugar con los colores, yo hice en algunos una capa de chocolate blanco, lo llevé a la refri y luego otra capa de chocolate bitter. 

La combinación que má me gustó fue la de canela, azúcar rubia y chocolate blanco. En un platito mezclé el azúcar con la canela, tomé una fresa y la sumergí en chocolate blanco, la llevé a la refri. Después de unos minutos volví a remojar (pero solo la punta) en chocolate blanco y luego la rodé sobre la mezcla de canela. No saben lo rico que quedó! se parecía mucho a la receta de Apple Pie Apple que hice hace un tiempo .

 Aquí encuentran otras recetas romanticonas que les pueden servir:

Molten de Chocolate

Kisses caseros (a los papelitos puedes ponerles frases romanticonas)

Tinto de Verano

Spicy Brownies

¿TE GUSTO ES ARTÍCULO? Compártelo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conversemos
Conversemos
¿Preguntas, dudas, problemas? ¡Estamos aquí para ayudarte!
Conectando...
Ninguno de nuestros operadores está disponible en este momento. Por favor, inténtalo de nuevo más tarde.
Nuestros operadores están ocupados. Por favor, inténtalo de nuevo más tarde.
¿Tienes una pregunta? ¡Escríbenos!
:
:
Sesión terminada